Pese a que las causas más frecuentes de pérdida de cabello se deben a factores genéticos, también puede ser causada por condiciones como deficiencias nutricionales o trastornos de la tiroides. En este blog, identificaremos 5 signos que nos pueden ayudar a determinar si una condición de salud podría ser la culpable de tu pérdida de cabello.

Uñas débiles y frágiles.

Si sientes que tus uñas se sienten débiles, frágiles y tienden a romperse con facilidad, es posible que la anemia sea la razón por la que estés experimentando pérdida de cabello. La anemia es el resultado de una deficiencia de hierro en la dieta, y también causa una circulación sanguínea pobre, fatiga y dolores de cabeza.

Erupciones cutáneas.

Erupciones cutáneas inexplicables junto con pérdida de cabello pueden ser un signo del lupus. Este trastorno del sistema inmunitario causa irritación e inflamación alrededor del cuerpo y la cara. Los que lo sufren también pueden experimentar síntomas como ojos secos y dolor en las articulaciones.

Sentirte cansado.

Si te sientes cansado de forma constante y te falta energía, tu pérdida de cabello podría estar relacionada con una deficiencia nutricional. Cuando el cuerpo no obtiene el equilibrio adecuado de nutrientes, tiene problemas a la hora de llevar a cabo todos los procesos vitales. Esto resulta en una ralentización de los procesos no esenciales como el crecimiento del cabello, así como síntomas que incluyen fatiga, dificultades a la hora de concentrarse y mal humor.

Dolores musculares.

Si sientes dolores y sufres de pérdida de cabello, esto puede ser un signo de hipotiroidismo. Como resultado de desequilibrios en la producción de hormonas de la glándula tiroides, las personas con esta condición suelen sentirse excesivamente cansadas y pueden ganar peso con demasiada facilidad.

Falta de espesor en las pestañas y las cejas.

La falta de espesor en las cejas y las pestañas, así como la pérdida de cabello del cuero cabelludo pueden ser un signo de que has desarrollado un trastorno autoinmutario. La alopecia universalis ocurre cuando el cuerpo identifica de manera errónea los folículos capilares como un peligro y los ataca, causando la caída del cabello. El lupus y los desequilibrios de la tiroides también pueden afectar el crecimiento de las cejas y de las pestañas.

Si descubres alguno de estos síntomas, es importante buscar asesoramiento médico con tal de asegurar que el tratamiento que recibirás sea el adecuado. En muchos casos, el cabello volverá a crecer cuando la condición de salud que causa la caída sea corregida. En Vinci Hair Clinic, proponen un amplio abanico de tratamientos de restauración capilar que apoyan la recuperación del cabello y las áreas con pérdida de cabello permanente. Con el complemento dietético de la línea Vitruvian, terapia PRP, Mesoterapia, terapia LLLT, micropigmentación del cuero cabelludo y trasplantes capilares entre las opciones que ofrecen, aconsejan a cada cliente y se aseguran de que consiga los mejores resultados y que más se ajusten a sus necesidades personales.

5 Signos que revelan que una condición de salud te provoca pérdida de cabello