¿Estás cometiendo alguno de estos errores comunes cuando te peinas el cabello?

Usar el cepillo equivocado

¿Se puede decir que existen cepillos inadecuados? De acuerdo con los estilistas, la respuesta es sí. Los cepillos baratos y de baja calidad pueden llegar a maltratar el cabello excesivamente, dañando la cutícula. Por otra parte, si usas un cepillo que no es el adecuado para tu tipo de cabello, puede resultar más difícil desenredar el pelo. Elige un cepillo bien hecho, que tenga puntas suaves y cerdas bien espaciadas. Los peines tipo sierra, con dientes bien separados, suelen dar mejores resultados para el cabello rizado.

Cepillarse demasiado

Algunas personas creen que deben peinarse varias veces, pasándose el cepillo por el cabello unas 100 veces al día, pero eso es un mito. La acción repetitiva que supone el cepillado excesivo genera fricción, lo que con el paso del tiempo termina dañando y debilitando las hebras. Generalmente, para las personas con cabello liso resulta suficiente cepillarse dos veces al día. De hehco, es posible que las personas con cabello rizado solo tengan que cepillarse una vez al día, justo antes de lavarse el cabello.

Dejar de peinarse

Si has notado que tu cabello se ve más disperso que antes, podrías sentirte tentado a dejar de cepillarte para evitar que se te caiga el cabello que te queda. Lamentablemente, eso no va a evitar que se te caiga el cabello que ya entró en etapa de muda. Si estás preocupado por tu calvicie, lo mejor que puedes hacer es consultar a un especialista. Puedes reservar una consulta gratuita en una Vinci Hair Clinic para que descubras qué es lo que está causando tu calvicie, y así recibir una asesoría personalizada sobre lo que puedes hacer para detenerla.

Peinarse el cabello cuando está mojado

Cuando el cabello está húmedo, se encuentra más frágil y elástico que cuando está seco, y por lo tanto es más probable que sufra daños. Si sueles cepillarte el cabello inmediatamente después de habértelo lavado, es posible que experimentes un exceso de quiebres, lo cual puede hacer que el cabello se vea más fino. Nunca cepilles tu cabello cuando está mojado. Antes de cepillarlo, primero sécatelo con un secador de pelo.

No lavar el peine con regularidad

Una de las principales razones por las que cepillamos nuestro cabello es para poder retirar las hebras sueltas y la suciedad. Obviamente, todos esos residuos se quedan atrapados en el cepillo. Si esa acumulación de residuos no se limpia de forma regular, tu cabello se ensuciará más a menudo, porque cada vez que lo peines va a recibir toda la suciedad que tiene el cepillo. Eso terminará causando irritación en el cuero cabelludo, la cual es un factor importante en la pérdida del cabello. Antes de peinarte, limpia el cepillo para remover las hebras sueltas que se quedan atrapadas entre las cerdas. Seguidamente, lávalo con agua jabonosa tibia.

Cómo evitar 5 errores comunes al peinarse el cabello