A medida que nos hacemos mayores, es normal que nuestro cuerpo nos empiece a enviar señales del envejecimiento. La piel pierde elasticidad y aparecen arrugas y manchas y el cabello comienza a debilitarse y se vuelve menos fuerte. Hoy en día contamos con una amplia variedad de productos para el cuidado de la piel que nos ayudan a reducir los efectos del paso del tiempo, pero cuando se trata de restaurar el cabello para que este luzca más joven, las opciones son escasas. Por suerte, gracias a los avances científicos y a una mayor comprensión del proceso de crecimiento capilar, hemos podido desarrollar un nuevo tratamiento muy innovador: la terapia de Plasma rico en plaquetas (PRP).

Información esencial sobre la terapia de PRP para la restauración capilar

La terapia de PRP es un tratamiento cada vez más popular tanto en hombres como en mujeres que desean lucir una melena más densa y joven. Para realizar el tratamiento es necesario tomar una muestra sanguínea del propio paciente. Dicha muestra se prepara en una centrifugadora que separa el plasma del resto de componentes de la sangre. La solución de PRP que se obtiene tras este proceso se inyecta en las zonas afectadas por la pérdida capilar. Las inyecciones activan los procesos de regeneración del cuerpo y favorecen que los folículos pilosos produzcan nuevos cabellos.

Cada sesión de terapia de PRP dura unos 30 minutos y permite volver a hacer vida normal al instante. Cabe destacar que los pacientes que deciden someterse al tratamiento suelen experimentar una ligera molestia durante el proceso, sin embargo, existe la posibilidad de aplicar un gel anestésico en el cuero cabelludo si así se desea.

¿Qué resultados puedo esperar alcanzar con la terapia de PRP?

La terapia de PRP es un tratamiento de gran utilidad tanto para hombres como para mujeres que han notado un ligero debilitamiento o un crecimiento menor del cabello recientemente. Puede no dar resultados en pacientes que sufren de pérdida capilar desde hace mucho tiempo o de calvicie extrema.

La frecuencia y el número de sesiones de PRP dependen exclusivamente de la afección que sufre cada paciente, así como de los objetivos que desea alcanzar mediante la restauración capilar. En la mayoría de los casos, una sesión mensual durante unos tres o seis meses suele ser suficiente para obtener resultados visibles, como una mayor densidad capilar y un cabello más fuerte y sano.

¿La terapia de PRP se puede utilizar junto con otros tratamientos de restauración capilar?

La terapia de PRP puede utilizarse tanto de manera individual, para reducir los efectos del envejecimiento en los folículos pilosos, como en combinación con otros tratamientos de restauración capilar (en casos de pérdida capilar severa), como suplementos alimenticios, la terapia de LLLT, medicamentos para el crecimiento del cabello o incluso trasplantes capilares.

Dale una nueva vida a tu cabello con la terapia de PRP