A Hafthor Bjornsson lo conocen mejor por haber interpretado el papel de Gregor Clegane (“La Montaña”) en la popular serie de televisión Game of Thrones. El año 2018 fue muy movido para este actor y atleta islandés. En la película “Kickboxer: Retaliation”, interpretó a Mongkut, acompañando a Jean Claude Van Dam, Mike Tyson y Christopher Lambert. También ha alcanzado un gran logro, pues se convirtió en la primera persona que ha ganado tres importantes concursos: el del hombre más fuerte del mundo, el del hombre más fuerte de Europa y el Arnold Strongman Classic… ¡todo en un mismo año! Pero Hafthor también ha apartado algo de tiempo para poder hacer realidad un sueño que ha tenido durante años: hacerse un trasplante capilar para recuperar su cabello, algo que siempre lo ha incomodado.

 

Cuando le preguntaron por qué había decidido hacerse el tratamiento de restauración capilar, Hafthor respondió: “Empecé a perder mi cabello cuando era muy joven. Creo que alrededor de los 20 años empecé a notar que mis entradas empezaban a hacerse más pronunciadas, y desde entonces todo fue empeorando”. “He pensado bastante en hacerme un trasplante capilar”, añadió. “Como la mayoría de la gente que tiene este problema, averigüé todo por mi cuenta. Alguien me recomendó que fuera a la sede de Vinci en Harley Street, para que me hicieran un tratamiento FUE, y me alegro mucho de haber ido”.

El trasplante capilar por extracción de unidad folicular (FUE) está ganando mucha popularidad entre los hombres que tienen problemas de calvicie. La ventaja que tiene el método FUE sobre el método más tradicional de transferencia de unidad folicular (FUT), es que no deja una cicatriz lineal en la parte posterior de la cabeza. El futbolista Wayne Rooney se sometió a un procedimiento similar hace algunos años, y luego muchas otras celebridades han seguido sus pasos. Desde entonces, la demanda por los trasplantes capilares se ha disparado: solo en 2016* se realizaron más de 565.774 cirugías de este tipo en todo el mundo.

 

Salvar Bjornsson, el director ejecutivo de Vinci Hair Clinic, considera que actualmente ha desaparecido el estigma que recaía sobre los hombres que se sometían a tratamientos cosméticos. Desde su punto de vista, hoy en día la cirugía de trasplante capilar está mucho más aceptada. “Hace diez años la mayoría de la gente desconocía estos tratamientos, y con frecuencia recibían información equivocada sobre los trasplantes capilares. En aquella época, cuando le explicaba a la gente estos tratamientos, no comprendían que el cabello que se trasplantaba era del mismo paciente, y que crecía de forma natural, con resultados permanentes. Había mucha desinformación sobre este tema, y eso hacía que la gente sintiera desconfianza. En la actualidad, hacerse un tratamiento de restauración capilar es como arreglarse los dientes. Cuando tenemos un problema con nuestra dentadura, vamos al dentista. De la misma forma, si alguien está perdiendo mucho cabello, debe acudir a un especialista de pérdida capilar. Los costos de una cirugía de trasplante capilar varían dependiendo del número de cabellos que necesiten ser extraídos, pero puede costar unas £4.000 para un tratamiento típico, o llegar hasta £12.000, en el caso de que la calvicie esté en un estado muy avanzado y sea necesario realizar más de una cirugía”.

 

Con una estatura de 2.06 metros y un peso de 190 kg, Hafthor se convirtió en un desafío para el equipo médico de Vinci en Harley Street. El asiento en el que se realizan las cirugías no era lo suficientemente fuerte para sostenerlo, así que tuvieron que instalar una silla que le permitiera sentarse con seguridad y confort durante el procedimiento, el cual duró aproximadamente 8 horas. Otro problema fue que su tamaño hacía que el proceso de colocar los injertos fuese más complicado. Para resolver esto, el personal médico tuvo que usar taburetes para poder alcanzar todas las zonas de su cuero cabelludo. También fue necesario adaptar las recomendaciones dietéticas, teniendo en cuenta que Hafthor consume 250 gramos de carne y 300 gramos de patatas cada dos horas, para poder mantener su fuerza.

 

El señor Bjornsson dijo que para el equipo de Vinci fue un placer poder atender al “hombre más fuerte del mundo”. “El personal de Vinci está acostumbrado a adaptarse a las necesidades específicas de cada uno de nuestros pacientes. Entendemos que un trasplante capilar es un gran hito en la vida de cualquier persona. Muchos han esperado años y hasta décadas para hacerse este procedimiento. Los tratamos a todos como clientes VIP, sean famosos o no, y aunque este es un tratamiento quirúrgico menor, nos aseguramos de que todos los pacientes se sientan seguros y cómodos en cada fase del proceso”, indicó.

Después de la cirugía, Hafthor dijo: “Me siento muy satisfecho con los resultados, y mis entradas se ven fantásticas. El equipo de Vinci Hair Clinic estuvo a la altura en todas las etapas del proceso. Me cuidaron con mucho esmero durante el procedimiento, y todo fue mucho más fácil de lo que imaginaba”. Riendo y bromeando, Hafthor concluyó diciendo: “¡Quién sabe! Tal vez cuando tenga mi cabello de vuelta me pueda convertir en un modelo”.

 

El actor de Game of Thrones Hafthor Bjornsson se hizo un trasplante capilar con Vinci