De acuerdo con la Fundación Americana del Lupus, se estima que alrededor de 5 millones de personas alrededor del mundo sufren de esta condición. En este blog, examinamos su relación con la pérdida de cabello.

¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune sistémica. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo, que habitualmente nos protege de otras enfermedades ataca por error los tejidos y los órganos de nuestro cuerpo. Esto resulta en inflamaciones que pueden llevar a complicaciones de salud serias.

Del mismo modo que otros trastornos autoinmunes, las causas del lupus todavía no se comprenden completamente. No obstante, es probable que esté relacionado con la genética y que algunos medicamentos, infecciones virales y la exposición al sol lo desencadenen. Aunque puede afectar a cualquiera, el lupus es más común en personas afroamericanas, hispánicas y asiaticoamericanas. Habitualmente se diagnostica en mujeres entre los 15 y 45 años de edad.

¿Es el lupus una causa de pérdida de cabello?

Un síntoma frecuente que experimentan los pacientes con lupus es la pérdida de cabello. En un artículo titulado “Pérdida de cabello en enfermedades autoinmunes sistémicas” de A. Parodi y E. Cozzani, los autores identificaron dos formas distintas de pérdida de cabello relacionadas con esta condición: sin cicatrización y con cicatrización.

La pérdida de cabello sin cicatrización puede resultar de la inflamación y de los medicamentos utilizados para tratar el lupus. Puede afectar al cabello en el cuero cabelludo, las pestañas, las cejas y la barba. Otro tipo de pérdida de cabello sin cicatrización que se ve frecuentemente en personas con lupus es la sequedad y las roturas alrededor de la línea del cabello frontal.

La pérdida de cabello con cicatrización ocurre como resultado de las lesiones discoides que se desarrollan en algunos pacientes de lupus. Estas heridas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y pueden resultar en pérdida de cabello y daños permanentes a los folículos capilares.

El tratamiento contra la pérdida de cabello causada por lupus.

Al tratar la pérdida de cabello creada por el lupus, la prioridad principal es controlar la enfermedad utilizando los medicamentos adecuados. Cuando la pérdida de cabello es sin cicatrización, el crecimiento del cabello puede volver a la normalidad cuando los medicamentos empiezan a funcionar. Si la fragilidad del cabello te preocupa, tratar el cabello de forma cuidadosa y utilizar productos de nutrición capilar es beneficioso para mejorar esta condición. Para aquellos que hayan desarrollado una pérdida de cabello permanente debido a daños en sus folículos, una opción de tratamiento es la micropigmentación capilar de Vinci Hair Clinic. Esta técnica sin cirugía es una aplicación cuidadosa de pigmentos en el cuero cabelludo para camuflar las áreas con pérdida de cabello. Puedes descubrir más sobre estos tratamientos al organizar una consulta gratuita en Vinci Hair Clinic al escoger una ubicación cercana a ti.

El lupus y la pérdida de cabello.