En una antigua entrada de blog hablamos sobre cómo los varones de la familia real británica tienden a sufrir los estragos de la calvicie e hicimos especial hincapié en el recién casado príncipe Harry, que ha comenzado a mostrar síntomas de la alopecia androgénica. En las últimas fotos de prensa hemos podido apreciar su primera calva.

La pérdida capilar del príncipe Harry

Al igual que su hermano mayor, el príncipe Guillermo, y su padre, el príncipe Carlos de Inglaterra, a sus 34 años, Harry está comenzando a mostrar los típicos síntomas de la calvicie. Su pérdida capilar se centra sobre todo en la zona de la coronilla, aunque por lo menos de momento, su línea capilar sigue intacta. Desde el anuncio de su boda con Meghan Markle en 2017, hemos podido observar cómo la pérdida capilar de Harry ha ido avanzando significativamente, tanto que ahora tiene una calva en la coronilla que se extiende hasta la parte posterior de la cabeza.

Algunas revistas de prensa rosa han sugerido que el estrés de comprometerse y ser padre ha empeorado su pérdida capilar. Sin embargo, los expertos de Vinci Hair Clinic consideran que el avance de este problema puede estar asociado a una alopecia androgénica sin diagnosticar. Parece que por el momento, el príncipe Harry ni siquiera se molesta en tratar ni disimular su pérdida capilar. Teniendo en cuenta que solía bromear con la calvicie de su hermano, el príncipe Guillermo, este hecho sorprende bastante. Sin embargo, los expertos de Vinci Hair Clinic consideran importante que se ponga en manos de especialistas para poder recuperar su cabello.

Acabar con la calvicie masculina

Si has sufrido los efectos de la calvicie y estás considerando la posibilidad de someterte a un tratamiento de restauración capilar, ten en cuenta que «cuanto antes, mejor». En la fase temprana de la pérdida capilar, hay tratamientos muy eficaces, como la finasterida o el minoxidil, la terapia de LLLT, la Mesoterapia o la terapia de PRP. Un buen plan de tratamiento puede frenar el avance de la pérdida capilar y fomentar el crecimiento de nuevos folículos. Sin embargo, cabe destacar que las únicas soluciones permanente para esta afección son los trasplantes capilares FUE y FUT. Sea cual sea la técnica que desees utilizar, es indispensable contar con suficientes injertos de cabello para alcanzar un resultado óptimo y una densidad capilar natural. En los casos de pérdida capilar severa, esto puede representar todo un reto, pero no por eso hay que perder la esperanza de recuperar el cabello. En Vinci Hair Clinic han desarrollado el tratamiento Vinci Max, que combina las técnicas quirúrgicas de los trasplantes FUE y FUT, para optimizar al máximo los injertos de cabello disponibles.

¿Es hora de ponerle solución? La pérdida capilar del príncipe Harry avanza