La tricotilomanía (arrancarse el pelo) es un desorden que causa que el paciente experimente la urgencia irresistible de arrancarse el cabello. El daño repetitivo al hacerlo puede dañar los folículos hasta el extremo de que el cabello no vuelva a crecer. Si bien podemos hacer trasplantes a pacientes con tricotilomanía (siempre y cuando la zona donante tenga un crecimiento adecuado), solo recomendamos esta opción si la condición ya está tratada. De no ser así, el paciente podría arrancarse los injertos trasplantados causando un efecto negativo en el resultado general del tratamiento. Si te preocupa la tricotilomanía, menciona el tema en tu consulta con Vinci Hair Clinic.

¿Puedes hacerte un trasplante capilar si tienes tricotilomanía?