Los tratamientos de restauración del cabello, como la cirugía de trasplante capilar, suelen utilizarse para tratar condiciones como la calvicie masculina. Pero, ¿sabías que estas técnicas también pueden ser útiles para las personas que tienen cicatrices o que han perdido el cabello como consecuencia de un accidente o cirugía?

Restaurando el cabello y la autoestima con trasplantes capilares

Frecuentemente pensamos que la pérdida del cabello es causada por enfermedades o por factores genéticos. Sin embargo, muchas personas que han sufrido ciertos accidentes o tratamientos médicos terminan desarrollando zonas de calvicie o cicatrices en las que el cabello no vuelve a crecer. Las técnicas de trasplante capilar más novedosas nos permiten restaurar el cabello de estas personas, incluso en casos severos, en los que hasta hace poco era totalmente imposible lograrlo. Para los trasplantes capilares con extracción de unidades foliculares (FUE) se utiliza un bisturí cilíndrico para extraer e implantar los injertos. Este método mínimamente invasivo facilita la obtención de injertos, lo cual es especialmente útil cuando la cantidad de cabellos que se pueden extraer es limitada. En algunas personas, se pueden obtener vellos adicionales del pecho o de la espalda.

Ocultando cicatrices con Micropigmentación Capilar

Las cirugías de trasplante capilar no son apropiadas para todo el mundo. Algunas personas simplemente prefieren no hacerse cirugías, mientras que otras no son candidatas adecuadas para el procedimiento, debido a que tienen zonas donantes muy limitadas, o cicatrices profundas  que dificultan la supervivencia de los injertos. En casos como estos, la Micropigmentación Capilar no quirúrgica (MSP) constituye una gran alternativa. Este procedimiento tiene como propósito cubrir las zonas que presentan calvicie y camuflar las cicatrices, ocultándolas entre el crecimiento natural del cabello. El pigmento se aplica sobre el cuero cabelludo en forma de diminutos puntos, logrando una apariencia idéntica al del pelo corto y recién afeitado, incluso cuando se lo ve de cerca. Se alcanza un resultado completamente natural. Es ideal para quienes quieren llevar el pelo rapado pero sienten vergüenza por sus cicatrices.

Vinci Hair Clinic te puede ayudar

Con más de 30 clínicas alrededor del mundo, y con más de una década de experiencia, Vinci Hair Clinic cuenta con especialistas que saben cómo tratar cualquier tipo de condición de pérdida capilar. La experticia de estos profesionales les permite lograr buenos resultados incluso en los casos más desafiantes, y hasta en aquellos pacientes que presentan severas cicatrices. Puedes obtener servicios de restauración capilar personalizados al reservar una consulta gratuita en la Vinci Hair Clinic más cercana a ti.

 

Restauración Capilar Para Víctimas de Accidentes