¿Te encuentras entre los millones de hombres y mujeres que sufren de alopecia androgénica? En este blog, te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta condición y sus distintos tratamientos.

¿Qué es la alopecia androgénica?

La alopecia androgénica, también conocida como calvicie de patrón, es una condición de pérdida de cabello hereditaria y genética. Se cree que se es causada por cambios hormonales, específicamente en los niveles de andrógenos (hormonas sexuales masculinas). Estos cambios afectan al crecimiento del cabello y causan patrones específicos de pérdida de cabello. En hombres, la pérdida se suele notar alrededor del área de la frente y la línea del cabello, así como en la parte superior de la cabeza. Las mujeres que sufren de alopecia androgénica tienden a observar pérdida de espesor generalizada alrededor de todo el cuero cabelludo.

¿Es probable que desarrolles alopecia androgénica?

Alrededor del 50% de los hombres desarrollan alopecia androgénica alrededor de los 50 y sobre un 40% de las mujeres comienzan a sufrir la condición antes de llegar a la menopausia. No obstante, esta condición no es exclusiva de personas mayores y algunos hombres jóvenes empiezan a mostrar signos de pérdida de cabello tan pronto a edades tan tempranas como los 20. Debido a que la predisposición a este tipo de pérdida de cabello se pasa a través de los genes, los miembros de la familia pueden darnos una idea de si uno la va a experimentar o no. Si han desarrollado alopecia androgénica, es más probable que también te afecte a ti.

¿Hay cura para la alopecia androgénica?

Desgraciadamente, no existe una poción o pastilla mágica que puedas utilizar para curar la alopecia androgénica. No obstante, los expertos en Vinci Hair Clinic dicen que hay muchas solucione para detener la pérdida de cabello y restaurar el crecimiento. Muchos de sus clientes consideran el minoxidil o el finasteride como un buen punto de partida para tratar la alopecia androgénica. Estos dos medicamentos aprobados por la FDA pueden obtener grandes resultados en lo que respecta a detener la pérdida de cabello y estimular el crecimiento del cabello. Estos medicamentos se pueden utilizar por su cuenta o en combinación con otras terapias como PRP o LLLT (terapia láser de bajo nivel). Otro enfoque que es cada vez más popular es la cirugía de trasplante capilar. Para mejorar el espesor en las áreas con calvicie, los cirujanos extraen injertos de la parte de atrás de la cabeza del cliente. Estos injertos son genéticamente fuertes y no serán afectados por la alopecia androgénica. Esto crea un resultado que no solo tiene un aspecto natural, sino que también es permanente.

Todo lo que necesitas saber sobre la alopecia androgénica.