Realizarse cualquier tipo de procedimiento cosmético debería ser algo que se piense largo y tendido antes de comenzarlo. Existen muchas cosas para considerar, ya que algunos procedimientos no son adecuados para todas las personas. Cuando se trata de afinamiento o pérdida capilar existen dos opciones que ofrecen excelentes resultados. Estas son los trasplantes capilares y la micropigmentación capilar. Pero, ¿cuál es la mejor opción para ti?

Esto puede depender de cuánto cabello has perdido. Para aquellos que han perdido mucho cabello la mejor opción podría ser el trasplante capilar. Puede lucir más natural, ya que simplemente se mueve cabello real de un área del cuero cabelludo a la otra.  Esto requiere necesariamente que el paciente tenga suficiente “cabello donante” para poder realizar el procedimiento. Caso contrario no podrá ser posible realizar el trasplante capilar. El mayor beneficio del trasplante capilar es que añade textura al cuero cabelludo y logra una apariencia más densa y realista, mientras que la micropigmentación es simplemente, para todos sus efectos, una ilusión. No solamente esto, sino que también el cabello continúa creciendo y ofreciendo mayor flexibilidad en los estilos que se pueden conseguir después del tratamiento MSP.

Por ejemplo, MSP es la mejor opción para aquellos pacientes que aún tienen una gran cantidad de cabello, y que están experimentando la pérdida capilar en parches. Es un procedimiento menos invasivo, y si no se requiere demasiado cabello, entonces utilizar MSP como relleno puede proporcionar una buena impresión de una cabeza llena de cabello. Sin embargo, debido a su naturaleza y al hecho de que son pigmentos tatuados en el cuero cabelludo y no así un trasplante capilar real, el largo del cabello se debe mantener siempre extremadamente corto. Los pacientes que se han realizado MSP deben continuar afeitándose la cabeza para asegurarse de que los pigmentos no se vean fuera de lugar.

 

Trasplante Capilar o Micropigmentación Capilar… ¿Cuál es mejor?