Hay un tratamiento que ha generado mucho revuelo últimamente: se trata de la terapia de Plasma Rico en Plaquetas, la cual ha ganado fama gracias a que diversas celebridades se la han hecho, entre las que se encuentran las Kardashians. En este artículo explicaremos cómo funciona este tratamiento contra la caída del cabello, y qué expectativas puedes tener después de realizarte una sesión.

¿Qué es la Terapia PRP?

PRP son las siglas de Plasma Rico en Plaquetas. El plasma es un componente de la sangre que es rico en nutrientes y en factores de crecimiento celular. La utilidad del PRP en la salud fue reconocida hace décadas, y el tratamiento ha sido utilizado ampliamente en varios campos médicos, entre los que se destacan la terapia deportiva y la dermatología. Cuando se usa como tratamiento contra la pérdida del cabello, las vitaminas, minerales, proteínas y factores de crecimiento presentes en el PRP hacen que funcione de diversas formas. Estimula y nutre los folículos, ayudándolos a generar hebras más gruesas y saludables.

Sesiones de Terapia PRP en una Vinci Hair Clinic

Las Vinci Hair Clinics se especializan en combatir la calvicie, y ofrecen los mejores tratamientos contra la pérdida del cabello. La terapia PRP no es la excepción. Le preguntamos a los especialistas de Vinci qué puede esperar un paciente después de realizarse una sesión de PRP con ellos. Nos dijeron que el primer paso es asistir a la consulta con un especialista, quien examina la condición del paciente y le brinda un asesoramiento personalizado. Después de confirmar que el paciente es un candidato adecuado para este tipo de tratamientos, el técnico le tomará una cita para su primera sesión de PRP.

La sesión comenzará con una extracción de sangre. Uno de los técnicos especializados de Vinci tomará una pequeña muestra de sangre del brazo del paciente, y posteriormente la colocará en un centrifugador, para separar la solución de plasma. Después de haber sido preparada, la solución de PRP se inyecta en el cuero cabelludo del paciente, un proceso que apenas dura unos minutos. El paciente puede sentir cierta incomodidad, pero no dolor. Al poco tiempo podría sentir un ligero dolor de cabeza, que puede aliviarse tomando paracetamol. El especialista le advertirá que durante las siguientes 24 horas no deberá lavarse el cabello ni realizar actividades que causen sudoración. Después de ese breve lapso, el paciente puede volver a su rutina normal.

Los especialistas de Vinci explican que el número de sesiones a realizar dependerá de las necesidades de cada paciente. En general suelen realizarse entre cuatro a seis sesiones, con una pausa de tres meses entre cada una. Posteriormente se puede realizar una sesión de mantenimiento cada año.

Si está interesado en hacerse un tratamiento de PRP, es muy fácil dar el primer paso. Contacte a la Vinci Hair Clinic más cercana a usted, para reservar su consulta totalmente gratuita y sin compromisos.

 

 

 

 

Tratamiento de la calvicie con PRP