¿Es posible hacer que nuestro cabello crezca más rápido? ¿Qué tan normal es perder algo de cabello? En esta guía sobre el ciclo de crecimiento capilar podrás encontrar la respuesta a esas y otras preguntas.

Entendiendo el ciclo de crecimiento capilar

Nuestro cabello tiene un ciclo natural de crecimiento, el cual sigue tres fases. Durante la fase anágena (o de crecimiento), las células de proteína que están en la raíz del folículo usan nutrientes del torrente sanguíneo para poder multiplicarse. Así logran formar una hebra de cabello, la cual termina abriéndose paso a través del cuero cabelludo. La fase anágena dura entre dos y siete años, y luego entramos en una etapa transicional conocida como fase catágena. Llegados a este punto, el cabello se desprende de la raíz, preparándose para la muda. Este período dura unas dos semanas, hasta que entramos en la fase telógena, también conocida como fase de descanso, que consiste en la caída del cabello. Esta etapa, que dura unos tres meses, permite hacer espacio para que puedan crecer cabellos nuevos.

¿Tienes pérdida excesiva de cabello?

Cuando el ciclo de crecimiento del cabello está funcionando correctamente, alrededor del 80% de los folículos se encuentran en la fase anágena, sea cual sea el momento. Es normal perder unos 100 cabellos por día, porque eso no tendrá ningún impacto en la densidad general. Sin embargo, hay varios factores que pueden interrumpir el ciclo de crecimiento capilar, haciendo que los folículos entren prematuramente en la fase de muda. Esta condición se conoce como efluvio telógeno, y puede ser desencadenada por ciertas enfermedades, por estrés, cambios hormonales, alimentación inadecuada, o por ciertos medicamentos.

Cómo hacer que tu cabello crezca más rápido

En promedio, el cabello crece entre 0.5 y 1.7cm por mes, con ligeras variaciones por razones de edad, sexo, genética o dieta. No hay mucho que puedas hacer para acelerar el crecimiento de tu cabello. No obstante, puedes seguir algunos pasos para mantener la salud de los folículos, y así reducir el riesgo de sufrir pérdida capilar por efluvio telógeno.

  • Sigue una dieta saludable que incluya una amplia variedad de frutas, vegetales y fuentes de proteína como carnes, pescados y legumbres.
  • Cubre cualquier deficiencia nutricional que puedas tener, usando la línea Vitruvian de Vinci, un suplemento de vitaminas y minerales especialmente diseñado para fomentar el crecimiento del cabello.
  • Reduce el estrés, reservando momentos de relajación en tu rutina diaria.
  • Mantén una rutina de sueño regular
  • Considera usar tratamientos que estimulen la salud de los folículos capilares, como el plasma rico en plaquetas, la terapia láser de bajo nivel o la mesoterapia. Puedes recibir información sobre estos tratamientos consultándole a los expertos de Vinci Hair Clinic.
Tu guía sobre el ciclo de crecimiento capilar