Los seres humanos nacemos con unos 100.000 folículos capilares, pero muchos de nosotros siempre damos eso por sentado… hasta que aparece algún problema. En este artículo vamos a explicar cómo funcionan los folículos capilares, y de qué forma puedes saber si están en buen estado de salud.

 

La realidad de los folículos capilares

El folículo capilar es un pequeño órgano que se encuentra en la capa dérmica de la piel. Su rol es regular el crecimiento del cabello, controlando las interacciones entre las hormonas, las células inmunitarias y los neuropéptidos. El cabello se produce en la base del folículo y crece siguiendo un ciclo. La fase anágena ocurre cuando el cabello está creciendo activamente, y dura entre dos y siete años, siempre que el folículo esté funcionando de la forma correcta. La fase telógena ocurre cuando el cabello está inactivo y se cae, dejando espacio para que pueda crecer cabello nuevo. Hay varios factores que pueden afectar el ciclo de crecimiento capilar. Los folículos de ciertas personas son genéticamente sensibles a la DHT, lo que tiene como consecuencia la debilidad y miniaturización (crecimiento progresivamente más corto de la hebra de cabello). En otras personas, un factor desencadenante, como el estrés o alguna enfermedad, pueden hacer que el folículo entre de forma prematura en su fase telógena, lo que causa la caída precoz del cabello.

 

Cómo evaluar la salud del folículo

Existe una variedad de métodos que se pueden usar para determinar si los folículos capilares están saludables. Una sencilla prueba que puedes hacer por tu cuenta es monitorear la caída del cabello. Es normal que se te caigan unas 100 hebras de cabello diariamente. Pero perder más de 150 cabellos de forma consistente es una señal de alarma: podrías estar sufriendo alguna condición de pérdida capilar, como alopecia androgénica o efluvio telógeno. Los especialistas en pérdida capilar pueden identificar problemas con los folículos, examinando personalmente a los pacientes. Pueden revisar el grado de la caída del cabello, realizando un “ensayo de tracción”, o pidiéndole al paciente que se lave el cabello en un lavabo cubierto con una lona, para atrapar el cabello que se caiga. También pueden usar una herramienta conocida como tricoscopio digital, que permite examinar el cuero cabelludo con mucho detalle.

 

¿Te preocupa la salud de tus folículos?

Si sientes alguna preocupación sobre la salud de tus folículos, Vinci Hair Clinic puede ayudarte. Con más de 30 clínicas alrededor del mundo y más de 50.000 clientes satisfechos, son los líderes en restauración capilar. Puedes contactarlos ahora mismo para reservar una consulta gratuita, y descubrir cómo sus tratamientos clínicamente comprobados te pueden ayudar a mantener tu cabello fuerte y sano.

¿Tus folículos capilares están saludables?