Con más de 40 ubicaciones alrededor de todo el mundo, las clínicas de Vinci Hair Clinic son reconocidas como innovadoras y líderes en la industria de la restauración capilar. La actitud de la compañía hacia el progreso y su deseo por ofrecer el mejor servicio posible se extiende más allá de proporcionar tratamientos contra la pérdida de cabello de tecnología punta, tal y como ejemplifica su decisión a la hora de aceptar pagos en la criptomoneda Bitcoin. 

Un hito en pagos por tratamientos médicos. 

El 18 de diciembre de 2013 fue una fecha importante en que Vinci se convirtió en la primera clínica de trasplante capilar del mundo en aceptar pagos con Bitcoin por sus servicios. El cliente fue un hombre de 32 años que viajó desde oriente medio a la clínica más famosa de Vinci, en Harley Street, para someterse a una cirugía de trasplante capilar. Pagó 11.538461 BTC que, en esa fecha, eran 6000$, lo que en la actualidad son 96000$ en el cambio actual. 

La razon por la que Vinci dijo sí a la Bitcoin. 

El creciente interés en los pagos mediante Bitcoin se volvió bastante visible para Vinci alrededor de noviembre de 2013. En aquél entonces, hubo un incremento en las veces en que se presentaron preguntas al respecto, lo que probablemente estaba relacionado con la fuerza que Bitcoin tiene en comparación con otras monedas. La clínica también se ha percatado de que hay cada vez una mayor demanda para esta opción de pago desde 2017 y en 2019 se recibieron el doble de consultas que en 2018. 

El CEO de Vinci Hair Clinic, Salvar Bjornsson, explica que la aceptación temprana de la Bitcoin fue el resultado de un proceso natural, debido a su deseo para estar entre los primeros para ofrecer este servicio y para satisfacer las demandas de sus clientes. Ya que la clínica ya acepta 10 monedas diferentes, añadir otra para satisfacer las necesidades de los clientes fue un proceso sencillo. 

Las ventajas de los pagos con Bitcoin. 

Uno de los beneficios principales de Bitcoin para los clientes de Vinci y la compañía es lo conveniente que resulta. Los pagos que se efectúan mediante este método son procesados de forma virtual sin intermediarios, lo que significa que los fondos pueden ser enviados de forma instantánea a cualquier parte del mundo. Como muchos de los clientes de Vinci vienen de otros países para recibir tratamiento, es esencial para la compañía poder recibir los fondos a tiempo. Bitcoin soluciona este problema con el que la clínica ha tenido que lidiar desde hace tiempo, en que algunos clientes tuvieron que cancelar sus tratamientos debido a retrasos inesperados a la hora de enviar fondos al extranjero a través de la banca tradicional. Será especialmente útil a clientes que se encuentren en países como Venezuela o Argentina, donde existen limitaciones estrictas en el tráfico internacional de divisas. Evitando intermediarios a la hora de procesar los pagos también significa que los clientes que utilicen Bitcoin se beneficiarán de unos menores costes de administración y de transferencia. La Bitcoin también tiene la ventaja de ser completamente anónima y, como la decisión de restaurar el cabello es algo muy personal, algunos clientes prefieren mantener su privacidad, y este método permite que hagan eso, sin añadir detalles personales al pago. 

Compras excepcionales con Bitcoin. 

Con su valor de hoy, 96000$, la primera transacción de Bitcoin de Vinci es técnicamente el trasplante capilar más caro jamás realizado. El lugar de Vinci como la clínica pionera en aceptar Bitcoin está ahora junto con la primera compra se que hizo con la moneda – pizza. Esto tuvo lugar el 22 de mayo de 2010 cuando el programador Laszlo Hanyecz se gastó 10000 BTC en dos pizzas, lo que tenía un valor de 30$. Su objetivo era hacer que esta moneda fuese una alternativa viable a las opciones que ya existen. Al parecer, logró su objetivo, porque en cambio actual, esta misma cantidad de Bitcoin está valorada en 80000000$. 

Vinci innova en restauración capilar y opciones de pago